Disco duro Ssd portátil

Las unidades de estado sólido, cuyas siglas en inglés son SSD (Solid State Drive) se han convertido en una alternativa real a los discos duros tradicionales; y esto, también aplica para cualquier disco duro Ssd portátil.

La diferencia recae en que los discos duros, aún los más actuales, precisan de componentes mecánicos que presentan movimiento; por contraparte, un disco duro Ssd portátil (o no portátil) va a guardar los archivos en microchips que cuentan, a su vez, con memorias flash conectadas entre ellas. De esta forma, podrían ser tenidas como un nivel más dentro de la línea evolutiva de las memorias USB.

disco duro ssd portatil

¿Cuáles son las características de un disco duro Ssd portátil?

Un disco duro Ssd portátil suele contar con memorias flash basadas en NAND; lo que las hace no-volátiles, manteniendo la información almacenada, incluso aunque desconectemos el disco. Así, podemos llevar nuestros documentos seguros allí a donde vayamos.

A diferencia de los discos duros (Hard disk), un disco duro Ssd portátil no cuenta con cabezales físicos que graben los datos; sino que cuentan con un procesador en su interior que llevará a acabo las acciones de lectura y escritura de la información.

Este tipo de procesadores cuentan con el nombre de controladores; y en resumen, toman las decisiones en referencia al almacenamiento, limpieza y recuperación de documentos.
Así mismo, ya que no dependen de los componentes físicos que depende un disco duro tradicional, conseguimos una unidad de almacenamiento totalmente silenciosa.

En cuanto al tema de sus dimensiones, por lo general, suelen rondar las 2,5”; contando con un diseño visual exterior muy semejante al de los discos duros mecánicos que todos conocemos. Esto se diseña así para el un disco duro Ssd pueda encajar a la perfección en las ranuras, espacios o carcasas donde suelen incorporarse los discos duros convencionales.

 

Deja un comentario